Pantuflas azules…

Doktor Cafre” Estaba aburrido, no se me ocurrió nada mejor que hacer que bajar a ver un rato la televisión, a ver que echaban… (Lo sé, vaya estupidez, en la tele ya no echan nada en lo que merezca la pena malgastar mi tiempo) Bajé al salón y allí estaba.

Al principio no le dí mucha importancia, creo que mi cerebro simplemente lo ignoró por lo absurdo de la situación pero poco a poco me fuí dando cuenta que aquello era real, que no me lo estaba imaginando.

Sentado en el sillón había un pequeño chimpancé fumando una pipa, sólo vestía unas pantuflas azules, me miraba fijamente.

—Debes de ser Diego— Me dijo el mono mientras le daba una calada a la pipa.

Mi cara de sorpresa debió de ser mayúscula, no pude responder, estaba en una especie de estado de shock, de repente sus palabras me devolvieron a la realidad golpeándome como si de guantes de boxeo se trataran.

—Sí, lo de llevar pantuflas no es muy normal en estos días que corren, pero tenía frío en los pies…¿Qué quieres que le haga?— El mono parecía buscar aprobación, pero me limité a menear la cabeza de un lado a otro intentando entender que carajos estaba ocurriendo, en ese momento entró mi madre.

—Oh, veo que ya conoces a Diderot— Dijo sin quitar los ojos de la televisión —Parece mentira, quién hubiera dicho que era su hijo…—

En ese momento me di cuenta de que en la televisión estaba sintonizado un programa de los del corazón. En ese momento no sabía que me sorprendía más; un mono que hablaba, fumaba en pipa, llevaba pantuflas azules y para colmo se llamaba Diderot o que a mi madre aquello le pareciera de lo más normal.

—Creo que no me encuentro muy bien—Dije yo —Voy a subir a mi cuarto— Salí corriendo de ahí, aquello parecía una broma de mal gusto ideada por un cerebro en decadencia, no podía ser real.

—Haz la cama ya que subes—Dijo mi madre en su tono de reproche habitual.

Me tiré encima de la cama intentando organizar todo lo que acababa de ver en esos escasos cinco minutos… Monos, pipas y pantuflas azules, extraña combinación…”

Moraleja: Por muy extraña que te parezca una situación siempre habrá alguien al que le parezca lo más normal del mundo.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: